Hemoglobina alta y hemoglobina baja, ¿cuál es la diferencia?

Hemoglobina alta y hemoglobina baja, ¿cuál es la diferencia?


Sabemos que la hemoglobina es uno de los principales parámetros o indicadores que podemos hallar en los resultados de una hematología, cuyo análisis puede ayudar a determinar qué tan buena o mala es nuestra condición de salud.

Esta proteína de la sangre se encarga de tomar el oxígeno de nuestros pulmones y de transportarlo hacia el resto de los órganos y tejidos, para garantizar su buen funcionamiento, por lo que resulta indispensable mantener sus valores dentro de los límites adecuados; y es que tener la hemoglobina alta o baja puede resultar bastante perjudicial para nuestra salud, ya que, aunque se trata de condiciones diferentes, sus efectos sobre el organismo pueden resultar igual de nocivos para la salud.

Pues bien, si no tienes idea de cuál es la diferencia entre tener hemoglobina alta y baja, aquí te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué implica tener hemoglobina baja?

Tener la hemoglobina baja significa que existe una deficiencia en la producción de glóbulos rojos en la sangre, lo cual puede aparecer como resultado de enfermedades como la anemia, la artritis reumatoide y algunos problemas renales, así como por daños en la médula ósea.  También, esta condición puede deberse a déficits vitamínicos, especialmente de folatos, hierro y vitaminas B6 y B12.

Entre las consecuencias que puede provocar la hemoglobina baja, tenemos debilidad, palidez, problemas respiratorios, taquicardia, e incluso algunas alteraciones orgánicas y funcionales que pueden resultar mucho más graves.

¿Qué implica tener hemoglobina alta?

A diferencia de la hemoglobina baja, tener la hemoglobina alta significa que existe una producción bastante alta de glóbulos rojos en la sangre, lo cual suele producirse como resultado de daños en la médula ósea, al igual que para compensar la deficiencia de oxígeno arterial por un mal funcionamiento de los pulmones o el corazón, o para remediar la falta de oxígeno al estar en sitios de gran altitud.

Entre las principales consecuencias que suele desencadenar la hemoglobina alta tenemos anginas de pecho, infarto al miocardio e infarto pulmonar, trombosis venal, hemorragias nasales, diátesis gotosa, accidente cerebro vascular, entre otras.

Aunque se trata de condiciones diferentes, tener la hemoglobina alta o baja no es ninguna buena señal, por lo que debemos acudir al médico para recibir el diagnóstico adecuado y tratar el asunto cuanto antes.

Hemoglobina alta y hemoglobina baja, ¿cuál es la diferencia?
3.9 (77.33%) 15 votes